La comezon o prurito aparece en muchas personas tratadas con hemodiálisis, se quejan de comezón, que por lo general empeora durante o inmediatamente después del tratamiento. La comezón es común incluso en quienes no padecen enfermedad renal; en la insuficiencia renal, sin embargo, la comezón puede empeorar por los desechos del torrente sanguíneo que las membranas de los dializadores actuales no pueden eliminar de la sangre.

 

El prurito es el síntoma cutáneo más frecuente en pacientes con insuficiencia renal crónica. Tras la introducción de las técnicas sustitutivas renales, de las cuales la hemodiálisis es la más empleada, su frecuencia ha ido en aumento. Su incidencia aumenta conforme lo hace el tiempo en hemodiálisis. Aunque la etiología del prurito urémico sigue siendo desconocida, se han propuesto varias hipótesis: mastocitos e histamina, parathormona, iones (Ca, P y Mg), sequedad cutánea, hipervitaminosis A, neuropatía, biocompatibilidad de las membranas y eficacia de la diálisis, y psicosomática. Clínicamente se asocia a menudo con la sesión de hemodiálisis y tiende a provocar lesiones de liquen simple crónico.

 

El problema también puede estar asociado con niveles altos de la hormona paratiroidea (PTH por sus siglas en inglés). Algunas personas han encontrado un gran alivio después de que se les quitaron las glándulas paratiroideas. Las cuatro glándulas paratiroideas se encuentran en la superficie externa de la glándula tiroidea, que está ubicada en la tráquea en la base del cuello, justo encima de la clavícula. Las glándulas paratiroideas ayudan a controlar los niveles de calcio y fósforo en la sangre.

 

Pero no se ha encontrado una cura para la comezón que funciona para todos. Los aglutinantes de fosfato parecen ayudar a algunas personas. Estos medicamentos actúan como esponjas para absorber o aglutinar el fósforo mientras está en el estómago. Otros encuentran alivio después de la exposición a los rayos ultravioleta. Y hay quienes mejoran con inyecciones de EPO. Se ha descubierto que algunos antihistamínicos (Benadryl, Atarax, Vistaril) también ayudan; además, la crema de capsaicina aplicada a la piel puede aliviar la comezón calmando los impulsos nerviosos. En cualquier caso, es importante cuidar la piel seca. La aplicación de cremas con lanolina o alcanfor puede ayudar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.