Apoyo Psicologico en SERME:

En el hospital contamos con apoyo psicológico para nuestros pacientes puesto que es muy importante realizar una evaluación minuciosa de los cambios en el estado anímico, ya que las personas al ser diagnosticadas y tratadas por una enfermedad renal requieren atención especializada también en esta área bajo los siguientes lineamientos:

 

Impacto ante el diagnóstico:

Evaluar las reacciones en el comportamiento que genera en el paciente saber que tiene una enfermedad renal. Las más comunes son la ansiedad y la depresión.

 

Impacto pronóstico:

Aquellas reacciones comportamentales que tiene el paciente ante la idea de someterse a terapia renal sustitutiva o un trasplante. Aquí cobran protagonismo las estrategias de afrontamiento de evitación y el miedo a la muerte.

 

Adherencia al tratamiento:

La psicoeducación es de vital importancia para que el paciente siga las prescripciones médicas y de enfermería. El objetivo no es solo que la persona se tome la medicación, si no que haga la dieta correctamente y realice ejercicio físico (los tres pilares fundamentales de la enfermedad renal en sí).

 

Cuidados paliativos:

Detectar y suplir las necesidades psicológicas de las personas en tratamiento renal conservador y proporcionar tratamiento de soporte a nivel afectivo emocional.

 

Prevenir el “burnout” y prestar atención psicológica al personal sanitario.

 

Dar apoyo y asesoramiento a los familiares de los pacientes con enfermedad renal crónica.

 

Con esta nueva disciplina se espera disponer de un cuadro más exacto sobre las consecuencias que tiene la enfermedad renal crónica. Queda mucho por saber, la psiconefrología es un campo muy poco explorado y son pocos los psicólogos que nos dedicamos a esta rama de la Psicología de la Salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.